Compartir
Publicidad

HTC retrasó el lanzamiento del One M8 con Windows debido a la compra de Nokia por Microsoft

HTC retrasó el lanzamiento del One M8 con Windows debido a la compra de Nokia por Microsoft
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El presidente de HTC para Estados Unidos, Jason Mackenzie, acaba de dar en CNET unas declaraciones muy interesantes sobre el HTC One M8. En ellas señala, entre otras cosas, que lo que los motivó a lanzar el dispositivo fue el que veían un espacio vacío en la gama alta de Windows Phone, una ausencia de un "teléfono insignia" que equiparara a los smartphones con Android más potentes, y sintieron que ellos podrían llenar ese espacio con el One M8.

Sin embargo, lo más interesante de la entrevista a Mackenzie es su declaración de que HTC detuvo sus planes de desarrollo de Windows Phones al momento en que Microsoft anunció la compra de la división de dispositivos de Nokia. Ante la incertidumbre de cómo sería la futura relación de Redmond con la recién adquirida división, decidieron poner en pausa la creación de equipos con Windows Phone, a la espera de que se aclarara el panorama. Esta incertidumbre se vio acrecentada por el cambio de CEO en Redmond, que ocurrió en momento cercano a la compra de Nokia.

La señal que calmó las inquietudes de HTC y los convenció de seguir creando dispositivos para Windows Phone fue el despido de casi 20.000 empleados anunciado por Satya Nadella hace poco. Mackenzie afirma que interpretaron eso como un signo de que Microsoft no dependería exclusivamente de la división de dispositivos Nokia para crear el hardware de Windows Phone, sino que seguiría trabajando junto a otros fabricantes como HTC.

Otro factor que permitió convencer a HTC de lanzar un equipo como el One M8 fue la nueva estrategia de Microsoft de facilitar el reutilizar hardware de Android para lanzar equipos de gama alta con Windows Phone, gracias a la Update 1 de Windows Phone 8.1. Con esto, se reducen las barreras de entrada financiares para que fabricantes como HTC incursionen en la plataforma de Microsoft, ya que tienen que incurrir en costos mínimos de desarrollo de equipos e incluso pueden reutilizar campañas de marketing, como lo hemos visto con el One M8 que se promociona como un único equipo disponible "para Android y para Windows".

nadella_ellop.jpg
HTC vio con resquemor la compra de Nokia por parte de Microsoft al no estar seguros de si Redmond seguiría trabajando con otros fabricantes para ofrecer Windows Phones.

Por supuesto, la idea es que también existan fabricantes que creen equipos exclusivos para Windows Phone, especialmente diseñados para plataforma y con características diferenciadoras, pero dado lo complicado que está el escenario actual parece que en Microsoft han decidido ceder en este punto por ahora con tal de que Windows Phone termine de despegar y alcance la tan ansiada masividad en todos los segmentos.

En general, la postura del directivo de HTC es muy sensata, sobre todo si consideramos la complicada situación financiera en la que está la compañía. Si tu empresa tiene números rojos, ¿como vas a arriesgarte a invertir en una plataforma que tiene altos costos de entrada, y donde ni siquiera sabes si hay espacio para ti? Pero ahora que el panorama está más claro y que portar un equipo con Android a Windows Phone es más sencillo que nunca, esperemos que HTC siga ofreciendo equipos de calidad para los usuarios de Microsoft de forma frecuente.

Lo único que creo que hace ruido en las declaraciones de Mackenzie es el afirmar que Windows Phone carezca de un teléfono insignia apropiado, considerando las tremendas especificaciones y diseño que hoy ofrece el Lumia 930, y que lo hacen competir de igual a igual con los otros smartphones de gama alta que hay hoy en día.

Vía | WMPowerUser > CNET
Imagen | CNET

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio