Compartir
Publicidad

En enero de 2014 Windows 8 y 8.1 apenas ganaron cuota de mercado, Windows 7 y XP no ceden

En enero de 2014 Windows 8 y 8.1 apenas ganaron cuota de mercado, Windows 7 y XP no ceden
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El escritorio es terreno de Windows. La imagen de arriba es buena muestra de ello. Según los datos recogidos por NetApplications, 9 de cada 10 ordenadores funcionan con alguna de las versiones del sistema operativo de Microsoft. No hay novedad en el frente y parece que no las habrá en el futuro cercano, pero la atención ha de ponerse en la cuota de mercado de Windows 8.

Las dos versiones del sistema, Windows 8 y Windows 8.1, apenas han ganado terreno en el primer mes del año. En enero de 2014 el sistema inicial y su actualización considerados en conjunto sólo han alcanzado un 10,58% de cuota, cifra calcada a la de diciembre de 2013 cuando ya representaban un 10,49%. Considerados por separado, Windows 8 sigue dejando paso a su actualización. La primera versión del sistema ha cedido 0,26 puntos hasta un 6,63%, mientras Windows 8.1 la va sustituyendo poco a poco y se coloca en un 3,90%.

El descenso de Windows 8 y su sustitución por Windows 8.1 no debería sorprender a nadie. Es el hecho de que no ganen cuota en conjunto lo que debe preocupar en Redmond. Más aún cuando en este mes de enero deberían haberse incorporado al mercado nuevos equipos adquiridos por los consumidores durante el periodo navideño. ¿Dónde están esas cifras?

El rival está en casa

Ya se ha dicho en más de una ocasión que los principales rivales de Windows 8 son las versiones anteriores del sistema operativo. El siguiente gráfico no hace más que reforzar dicha apreciación. En él se puede ver el reparto de cuota de Windows entre las diferentes versiones del sistema durante los últimos 12 meses.

Cuota de mercado versiones Windows enero 2014

Windows sólo ha perdido un punto en el último año y sigue ligeramente por encima del 90%. Las variaciones son internas, entre sus diferentes versiones. El problema es que éstas son menos acusadas de lo que probablemente deseen en Redmond. Windows 8 y 8.1 apenas arañan un poco de cuota mientras Windows 7 y Windows XP mantienen el tipo. El anciano XP incluso se las ha arreglado para ganar algo de cuota a pesar de las continuas noticias sobre el fin de su soporte.

No es fácil explicar estas cifras. En teoría, y por mucho que se empeñe HP, la mayor parte de PCs que se están vendiendo actualmente al consumidor vienen con Windows 8.1. El mercado empresarial es otro cantar, Windows 8 parece tener dificultades para entrar en él y Windows 7 podría sostener su posición gracias a los equipos comprados por las empresas. Lo de Windows XP tiene menos sentido y puede estar relacionado con el margen de error o alguna corrección en las cifras.

¿Windows 8 es el nuevo Vista?

La duda clave está en el ritmo de penetración de Windows 8 en el mercado. El año pasado intentamos realizar un seguimiento comparándolo con Windows 7 en su momento de salida y ya apreciábamos como el ritmo de la última versión del sistema era menor. Recuperamos ahora esa comparativa con más datos y un nuevo gráfico. En él colocamos la cuota de mercado de Windows Vista, Windows 7 y Windows 8/8.1 en función de los meses transcurridos desde el lanzamiento de cada uno de ellos.

Cuota de mercado versiones Windows tras lanzamiento

Hay un dato a tener en cuenta antes de sacar conclusiones y es el hecho de que la salida de Windows Vista ocurrió a finales de un mes de enero y los lanzamientos de Windows 7 y 8 se realizaron a finales de octubre. Dicho esto, no sé si véis lo que yo, pero el parecido entre las líneas de Windows 8/8.1 y Windows Vista parece evidente. El ritmo de crecimiento de los dos sistemas en sus 15 primeros meses es similar y muy distinto al ascenso meteórico de Windows 7. Hay incluso momentos en los que ambas líneas están muy cerca de solaparse.

Las circunstancias son muy diferentes entre los distintos periodos: 2007, año de salida de Windows Vista; 2009, lanzamiento de Windows 7; y 2012, llegada de Windows 8. Es difícil comparar con contextos tan distintos, pero teniendo en cuenta que los rivales de cada nuevo Windows son sus versiones anteriores y es a éstas a quienes debe robar cuota, la similitud entre Windows Vista y Windows 8 es cuanto menos curiosa.

La cantinela de que Windows 8 es el nuevo Vista se ha podido oír prácticamente desde su salida. Es probable que esto no sea cierto en las características del sistema, no en vano Windows 8 está mucho más optimizado y no adolece de los problemas de los que fue acusado en su momento Vista. Pero la comparación cobra sentido si miramos la cuota de mercado de ambos sistemas. Puede que en Redmond ya lo hayan visto y eso explica que pueda haber quien internamente se refiera a Windows 8 como "el nuevo Vista".

Vía | NetMarketShare En Xataka Windows | Revisando las filtraciones de Windows 8.1 Update 1 y el significado de sus cambios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio