Con este atajo de teclado puedes revivir tu PC si se ha quedado colgado y sin perder los datos personales
Windows

Con este atajo de teclado puedes revivir tu PC si se ha quedado colgado y sin perder los datos personales

Puede que en alguna ocasión hayas experimentado problemas con tu PC y que este se haya quedado colgado en el momento más inoportuno. La primera opción que se nos viene a la mente es reiniciar con el comando CTLR + ALT + SUPR, pero hay vida más allá de esta combinación de teclas.

Y es que una de las soluciones para revertir el problema pasa por reiniciar el controlador gráfico de Windows 10, un proceso en el que sólo vamos a necesitar de una combinación de teclas y que nos va a ahorrar el tener que esperar el reinicio del equipo y de paso nos evitar el tener que restablecerlo.

Sin tener que reiniciar

Teclado

Hemos visto distintos atajos de teclado en Windows y uno de ellos es el que permite reiniciar el controlador gráfico de nuestro PC, un proceso que puede ser la solución para algunos de los problemas más usuales con los que nos podemos encontrar.

En este caso se trata la combinación de teclas Windows + CTRL + Shift + B. Un proceso muy rápido que no lleva más que unos segundos. Lo único que verás es como la pantalla se apaga y escuchas un breve pitido que indica que todo ha sido correcto.

Este proceso tiene la ventaja de que no tendrás que reiniciar el equipo y de paso no tienes que preocuparte por no haber guardado la tarea en la que estabas trabajando. Tras reiniciar el controlador gráfico, todo volverá al estado en el que lo dejaste.

Es especialmente efectivo si el cuelgue ocurre cuando juegas algún videojuego o estabas trabajando con algún editor de vídeo u otro programa que utilice recursos de tu GPU. El atajo es parte integral de Windows 10, y funciona para reiniciar tanto los drivers de vídeo de Intel, NVIDIA y AMD.

Tareas

Si el atajo no hace nada en tu caso, lo más probable es que el cuelgue no esté relacionado con tu tarjeta gráfica. Ahí puedes recurrir al viejo y conocido CTRL + ALT + SUPR y ver si el sistema reacciona y te deja abrir el Administrador de tareas para matar los procesos que no respondan. Si eso no tiene éxito, no te queda más que presionar ese botón de _reset_ o apagar de forma forzada el portátil.

La combinación que funciona sólo en Windows 8/8.1 y Windows 10, reinicia el subsistema de gráficos y en muchos casos puede volver tu PC a la vida en un cuelgue que parece definitivo.

Temas
Inicio