Compartir
Publicidad

Microsoft anuncia el final de Windows Phone 8 y Windows 8/8.1 y el final de sus aplicaciones en la Microsoft Store

Microsoft anuncia el final de Windows Phone 8 y Windows 8/8.1 y el final de sus aplicaciones en la Microsoft Store
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Windows 10 es el presente y el futuro de Microsoft. Un futuro en el que ya no estarán dos de las más recientes versiones del sistema operativo de los de Redmond cómo son Windows 8 y Windows 8.1. Y no nos referimos al final del soporte sino a la fecha que en Microsoft han fijado para acabar con la tienda de aplicaciones para estas dos versiones.

Windows 8 y Windows 8.1 dejarán de poder acceder a la tienda de aplicaciones para descargar o actualizar las que ya tienen sus usuarios a partir del 1 de julio de 2019. En poco más de un año Microsoft clavará otra puntilla en el ataúd de su sistema operativo.

Un final anunciado

Pero el inicio del fin tendrá lugar antes, pues a partir del 31 de octubre de 2018 los desarrolladores no podrán aplicaciones para Windows 8 y Windows 8.1 a la Tienda de Microsoft Windows 8/8.1. Sólo se admitirán a partir de esa fecha paquetes que actualicen las aplicaciones ya existentes.

El motivo puede ser el de dar un pequeño empujón para dar el salto a Windows 10 a aquellos usuarios que aún permanecen en alguna de estas dos versiones de Windows. Para ello a partir del 1 de julio de 2019, la aplicaciones para dispositivos con Windows 8 dejarán de estar disponibles, fecha que se alargará hasta el 1 de julio de 2023 en el caso de Windows 8.1.

También Windows Phone

Tienda

Las novedades además también afectan a Windows Phone 8.x y es que con la misma fecha, esto es, partir del 31 de octubre de 2018, no se permitirá la llegada de más aplicaciones para Windows Phone 8.x. Sólo se admitirán las actualizaciones. Y a partir del 1 de julio de 2019, las aplicaciones para Windows Phone 8.x dejarán de estar disponibles.

Era un final cantado. Se sabía que iba a suceder, pues el objetivo de Microsoft es que Windows 10 (su ecosistema móvil ya lo damos por muerto) sea el protagonista, por lo que no merece la pena mantener una estructura para un sistema operativo cada vez más en desuso.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio