Compartir
Publicidad

Windows XP sigue perdiendo cuota de mercado y ahora es la policía de Londres la que dejará de usarlo en sus equipos

Windows XP sigue perdiendo cuota de mercado y ahora es la policía de Londres la que dejará de usarlo en sus equipos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque hace ya casi cuatro años que desde Microsoft dieron por finalizado el soporte para Windows XP, aún existen una gran cantidad de empresas y particulares que siguen haciendo uso del mismo. Un ejemplo son los bancos (es muy caro el actualizar las licencias de uso a las versiones de Windows Embedded), cuyos cajeros en su gran mayoría siguen contando con Windows XP cómo base. En este caso y dado su carácter especial, Microsoft prorrogó el ciclo de vida de la versión especial de Windows XP que suelen llevar ("Embedded") hasta 2019 para dar tiempo a terminar de migrar.

Pero el sector bancario no es el único que seguía haciendo uso de Windows XP a estas alturas, pese a que ya buena parte de los equipos cuentan con Windows 7 cómo base. Dejando a un lado a los usuarios particulares, aún hay muchas empresas y instituciones oficiales que siguen usando un sistema operativo que aunque muy estable está desfasado. Y les cuesta cambiar y sino que se lo digan a la policía de la ciudad de Londres que se dispone ahora a dejar de usar definitivamente Windows XP en sus dispositivos.

En un cuerpo que maneja datos tan sensibles cómo es la policía, en este caso de la ciudad de Londres, sorprende cómo usaban un sistema operativo anticuado a pesar de no recibir (salvo excepciones) actualizaciones de seguridad, algo que ponía en claro riesgo la seguridad de la información que trataban y almacenaban.

Poco a poco los sistemas van migrando a otras versiones más modernas de Windows en un proceso que sin embargo está resultando demasiado lento

Para ello iniciaron un proceso hace casi tres años que quieren acabar a lo largo de este año 2018 y que conllevará finiquitar el uso de Windows XP en sus dispositivos. No en vano, la cifra de aparatos que a mediados de 2017 usaban Windows XP dentro del cuerpo se situaba en torno a los 18.000 dispositivos.

Unos dispositivos que además de pasar a una versión más actual de Windows, verán llegar una actualización en forma de nuevo hardware que permita trabajar con versiones de Windows más modernas. Así comenzarán a renovar portátiles y tabletas que se puedan beneficiar de funciones como el almacenamiento en la nube entre otros asepctos, gracias al acuerdo al que han llegado con Box.

Se espera que a lo largo de los meses de abril y mayo el proceso haya finalizado y que dejen de usarse equipos con Windows XP para comenzar a funcionar bajo Windows 10.

Windows XP poco a poco va desapareciendo y viendo reducida su presencia en el mercado. A estas alturas y casi cuatro años después del cese de soporte, Windows XP es ejecutado aún por un 5,18% de los equipos que cuentan con Windows cómo sistema operativo. Una cuota significativa para un sistema operativo que fue lanzado en 2001 y que casi iguala a la que ofrece Windows 8.1 que se sitúa en un 5,71%.

Fuente | Softpedia
En Xataka | Es 2017 y yo todavía tengo que trabajar en Windows XP

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos