Publicidad

Microsoft permite a los desarrolladores acceder a potencia adicional de Xbox One para sus juegos

Microsoft permite a los desarrolladores acceder a potencia adicional de Xbox One para sus juegos
2 comentarios

Publicidad

Hace unos días que se filtró el SDK de Xbox One y, aunque no ha habido ni parece que vaya a haber mayores repercusiones o avances en la scene, ya ha empezado a aparecer información interesante sobre las tripas de la consola. Lo más destacado es lo que han descubierto en Eurogamer tras indagar en la documentación que acompaña al kit de desarollo.

Al parecer, en la última versión del SDK, Microsoft habría modificado la configuración de Xbox One permitiendo a los desarrolladores acceder a un séptimo núcleo. Esto habría permitido que algunos juegos recientes, principalmente del último trimestre de 2014, mostrasen un mayor nivel gráfico gracias a poder utilizar entre un 50 y un 80% del núcleo adicional hasta ahora bloqueado.

Originalmente la consola reservaba 2 de sus 8 núcleos para hacer funcionar el sistema operativo en todo momento y permitir funciones como el reconocimiento de voz y gestos por Kinect o el cambio entre aplicaciones mientras jugamos. El problema de dicha estrategia es que los desarrolladores veían restringido el acceso a ese extra de potencia que podrían utilizar para sus juegos.

Ahora ya pueden hacerlo, aunque ello acarree alguna contrapartida, como impedir el uso de comandos de voz personalizados o funciones adicionales de Kinect, además de poder afectar a la propia capacidad de reconocimiento del sensor. Una merma que, teniendo en cuenta la nueva dirección del equipo de Xbox, no parecería disgustar demasiado en Redmond.

Vía | Polygon > Eurogamer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir