Xbox Live Compute: la inestimable ayuda de la nube en los juegos de Xbox One

Xbox Live Compute: la inestimable ayuda de la nube en los juegos de Xbox One
10 comentarios

Al igual que en el día de ayer, el equipo trás Xbox Live ha vuelto a publicar información sobre la tecnología que esconde la nueva Xbox One y los cambios en el servicio online de Microsoft. En esta ocasión es John Bruno, Lead Program Manager del equipo de Xbox Live, el encargado de explicar Xbox Live Compute, la plataforma en la nube disponible para desarrolladores.

Xbox Live Compute es una de las formas con las que Microsoft pretende que Xbox One se beneficie del poder de la nube. El servicio está específicamente diseñado para permitir a los desarrolladores de juegos utilizar los recursos escalables de procesamiento y computación que Microsoft tiene desplegados por todos sus centros de datos alrededor del mundo, mejorando así los juegos más allá de lo que permiten los recursos finitos de una consola.

Al diseñar Xbox One, en Redmond decidieron aprovechar la oportunidad que les brindan todos los recursos y la escala global de Windows Azure junto los servicios de juego de Xbox Live para construir una plataforma de computación en la nube centrada únicamente en los juegos. Más de 300 mil servidores funcionando para proporcionar potencia y poder de computación a los juegos.

Gracias a todos esos recursos adicionales que proporciona la nube los desarrolladores podrán:

  • Construir juegos más fieles a la realidad. Los desarrolladores pueden ceder a la nube algunas de las tareas más engorrosas de los juegos, el entorno, la física de los elementos o la iluminación como cálculos para todo tipo de elementos ambientales, permitiendo aprovechar mejor el poder de Xbox One.
  • Mejorar la experiencia multijugador. La utilidad más evidente es la existencia de servidores dedicados para los juegos. Pero, además, Xbox Live Compute puede ser utilizado para guardar el estado de una partida multijugador y volver a ella cuando se desee.
  • Evolucionar constantemente los juegos. Los desarrolladores podrán utilizar Xbox Live Compute para actualizar y cambiar dinámicamente los juegos. De esta forma los juegos van más allá del soporte en el que vienen o del contenido descargable periódicamente, pudiendo evolucionar en cualquier momento.
  • Obtener recursos según la demanda. La nube estará disponible cuando los jugadores la necesiten. Esto permite asegurar una experiencia de juego siempre fluida y sin cortes, llevando los recursos de la nube allí donde más se necesiten en cada momento.

La ayuda es inestimable. Dado que los recursos de Xbox One, como los de cualquier otro dispositivo, son finitos, los desarrolladores tienen inicialmente limitado el poder a su disposición. Con la nube se rompe parte de esa limitación. Microsoft pretende además que el acceso de los desarrolladores a todo ese poder de la nube sea gratuito, sin que tengan que preocuparse de construir y gestionar ellos mismos su propia red de servidores.

Vía | Xbox Wire

Temas
Comentarios cerrados
Inicio