Compartir
Publicidad

Microsoft consigue respaldo de Apple, Amazon y otros en su alegato por la privacidad de los usuarios ante EEUU

Microsoft consigue respaldo de Apple, Amazon y otros en su alegato por la privacidad de los usuarios ante EEUU
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya van casi 5 meses desde que empezó el litigio entre Redmond y las cortes de Nueva York respecto a si las autoridades de Estados Unidos tienen derecho a solicitar unilateralmente datos personales almacenados en datacenters fuera del país. En específico, las cortes de Nueva York quieren exigirle a Microsoft que revele correos electrónicos guardados en un datacenter en Irlanda, que ayudarían a resolver un caso criminal donde el principal sospechoso habría utilizado el webmail de Outlook.com.

La postura de Microsoft ante tal exigencia ha sido negativa, ya que consideran que de acceder a la petición se estaría sentando un precedente peligroso para todo el mundo en cuanto a protección de datos, que daría legitimidad a que cualquier gobierno solicite unilateralmente información de ciudadanos extranjeros, almacenada en otro país, sin que exista ningún contrapeso o garantía de respeto a los derechos individuales.

Pues bien, el día de ayer Microsoft dio un importante en la defensa de su postura, al conseguir que más de 70 organizaciones dieran testimonio a su favor como amigos de la corte, es decir, como terceros no involucrados en el litigio, pero con algo que aportar o que decir respecto a este. Entre estas estas organizaciones se cuentan más de 28 empresas de medios y de tecnología, como Apple, Amazon, Salesforce, HP, eBay, The Guardian, Verizon, The Washington Post, Forbes, y CNN (resulta curioso no ver a Google en la lista).

A ninguna empresa tecnológica le conviene vivir en un mundo donde el gobierno de EEUU puede exigirles datos de usuarios extranjeros de forma unilateral

Los argumentos que presentan dichas empresas apuntan a que, de aprobarse la solicitud de la corte de Nueva York, se levantaría una gran desconfianza hacia la capacidad de proteger la privacidad de los usuarios por parte de la industria estadounidense en su conjunto. Después de todo, si el gobierno de EEUU puede exigirle a Microsoft datos de usuarios extranjeros, almacenados en servidores extranjeros, probablemente también pueda exigírselos a Apple, Amazon o eBay, y probablemente también puedan hacerlo otros gobiernos alrededor del mundo. Ese es un escenario donde a ninguna empresa tecnológica le conviene o le gustaría estar.

Microsoft Digital Privacy

Los medios de comunicación, por su parte, están preocupados de que un triunfo de las cortes locales de Nueva York menoscabe las protecciones legales que, hoy en día, dificultan que los gobiernos puedan registrar los correos de periodistas. Debido a ello, el reclamo también es firmado por el Consejo Europeo de Editores, y por el Comité de Periodistas por la Libertad de Prensa.

También han dado testimonio organizaciones gremiales, tales como la Cámara de Comercio de Estados Unidos, y la Asociación Nacional de Manufactureros, quienes abogan a favor de la postura de Microsoft por el interés que tienen en proteger la privacidad de los datos que numerosas compañías almacenan en la nube.

Finalmente, se han sumado organizaciones de defensa de las libertades civiles provenientes de todo el espectro político de Estados Unidos, junto a profesores universitarios de informática y leyes. En este documento se puede revisar la lista completa de adherentes a los alegatos.

Es claro que con este apabullante respaldo la postura de Microsoft se ve fuertemente reforzada, tanto en sus planteamientos puntuales, como en la idea de que este caso trasciende el litigio puntual de Redmond con las cortes de Nueva York, al sentar precedentes que afectarían a toda la industria y a los usuarios en todo el mundo.

Como hemos dicho desde que este caso empezó, las empresas tecnológicas como Microsoft tienen buenas razones para almacenar datos privados, como emails, fotos y documentos en datacenters que están ubicados cerca de nuestros consumidores. Esto es para que los consumidores y empresas puedan recuperar su información personal de forma más rápida y segura. Por ejemplo, nosotros almacenamos en Irlanda emails de clientes que viven en Europa.

Creemos que cuando un gobierno desea obtener acceso a correos que están almacenados en otro país, eso tiene que hacerse de una forma tal que respete tanto las leyes propias como las leyes internacionales. En contraste, la orden de búsqueda del gobierno de Estados Unidos para conseguir emails alojados en otro país pone en riesgo tanto los derechos fundamentales de privacidad, como las relaciones internacionales cordiales. Y como lo demuestran los alegatos realizados hoy, los impactos de esta orden son de largo alcance.

(...) esto no tiene por qué ser así. (it doesn't need to be this way.) Los Estados Unidos tienen tratados bien establecidos con países alrededor del mundo que les permiten buscar la información necesaria [para estos procedimientos], a la vez que se asegura que ciudadanos en otros países mantengan la protección a la privacidad ofrecida por sus propias leyes y cortes. Y acá hay una amplia oportunidad para modernizar estos acuerdos aún más.

(...) Incluso aunque este caso siga su curso, es tiempo de que la Administración actual y el Congreso de Estados Unidos participen en un debate integral respecto a las soluciones a estos problemas, y así encontrar un mejor camino a seguir.

A medida que este caso avance seguiremos informándoles sobre las novedades que vayan surgiendo, como ya lo hemos estado haciendo desde sus inicios.

Vía | Microsoft
Imagen | Neowin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio