Compartir
Publicidad

El siguiente Surface Pro que llegue al mercado podría hacerlo en dos versiones: bajo procesadores Intel pero también con ARM

El siguiente Surface Pro que llegue al mercado podría hacerlo en dos versiones: bajo procesadores Intel pero también con ARM
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos encanta hablar de posibles nuevos lanzamientos cuando se trata de soñar con nuevos equipos. Pasa con todas las plataformas y todas las marcas y Microsoft no iba a escapar a esa vorágine que nos impulsa a buscar nuevos productos incluso aunque contemos con otros recientes en el mercado.

Además, en el caso de la empresa americana esta ansia por conocer sus nuevas propuestas es máxima, dados los continuos rumores que hablan de nuevos lanzamientos en los que estarían trabajando. Una nueva gama de móviles, tabletas, convertibles, dispositivos con pantalla flexible... las posibilidades de toparnos con algo nuevo a la vuelta de la esquina son muchas.

Surface Pro

Y es que todo indica que en Redmond están preparando algo nuevo, nuevos lanzamientos que veríamos a la vuelta del verano o a lo largo de 2020. Y entre ellos se habla de un nuevo portátil Surface, un renovado Surface Book o un nuevo Surface Pro. Y respecto a este último se trabaja con la posibilidad de verlo en octubre aunque llegaría a lo largo de 2020.

Los datos que han salido a la luz hasta el momento hablan de un nuevo dispositivo bajo el nombre en clave Centaurus que apostaría por el uso de una doble pantalla de la que tanto se ha hablado, posiblemente flexible.

A todos estos datos se suma el que según un informe de Petri, habrá nuevos productos en los que los cambios vendrán sobre todo en el interior. Se adoptará por fin el estándar USB Tipo C, algo que le ha costado mucho aceptar a Microsoft y habrá renovaciones en lo que se refiere al hardware interno.

ARM o Intel

Arm

En este sentido cobra fuerza la posibilidad que los nuevos equipos, entre los que se encontraría un posible Surface Pro, contaran con procesadores ARM. De hecho, los indicios apuntan hacia esta opción ya la están probando en un un dispositivo con nombre en código Excalibur, algo que confirman en Petri, donde explican que Excalibur es el SoC de 8cx en el que Microsoft ha estado trabajando estrechamente con Qualcomm.

Que llegue con un procesador ARM bajo el capó no quiere decir que no se apueste por Intel. La relación podría estar pasando por algunos altibajos que según algunos se debe a la falta de innovación por parte de la marca de procesadores y sobre todo por problemas de suministro. Eso no impediría que Microsoft lanzara esa posible Surface Pro con un SoC Intel.

Un modelo que podría apostar por un corazón Intel i5 del que dicen sería el rival del SoC 8cx firmado por ARM. Algo lógico esta dualidad de modelos si pensamos en el esfuerzo que están llevando a cabo para lograr un feliz matrimonio entre los procesadores con arquitectura ARM y Windows.

En cuanto a software se rumorea también con la posibilidad de ver como en octubre la empresa americana anuncia Windows Lite, el compañero ideal para un hardware que serviría para demostrar el potencial conjunto de ambas propuestas.

Fuente | Petri
Imagen | Behance

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio