Compartir
Publicidad

¿Aplicaciones de Android en Windows Phone? No, por favor

¿Aplicaciones de Android en Windows Phone? No, por favor
61 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de los desmentidos pocos específicos que ha hecho Microsoft sobre rumores recientes, hay uno de ellos que se está empezando a repetir con mayor frecuencia: la posibilidad de que Windows Phone permita correr aplicaciones de Android mediante una máquina virtual. Esto fue señalado por el prestigioso editor Tom Warren de The Verge, y ahora también por Peter Bright de Ars Technica, quien se refiere a esta característica de forma irónica como "Windows PhOS/2ne", en alusión a OS/2, un sistema operativo de IBM que podía ejecutar aplicaciones de Windows.

Esto se lograría mediante algún tipo de virtualización del sistema Android dentro de Windows Phone, lo cual permitiría que las aplicaciones diseñadas para el SO de Google se ejecutaran dentro de los teléfonos Windows sin mayores complicaciones. Esto bien puede parecer una ventaja cuando uno de los puntos débiles de Windows Phone es la falta de aplicaciones. Sin embargo, existen muchas razones para pensar que, de concretarse, sea una medida que termine teniendo un efecto negativo para el ecosistema de Microsoft.

Si quisiera usar aplicaciones Android, me habría comprado un Android

De partida, puede plantearse que esta medida sería error porque rebajaría la experiencia de usuario que actualmente ofrece Windows Phone. Muchos de los que preferimos un teléfono con Windows por sobre uno Android lo hicimos porque valoramos la fluidez y buena experiencia que entrega este sistema operativo. Es un SO donde las cosas "simplemente funcionan", al estilo Apple, pero con la ventaja de que contamos con más opciones de hardware, que se adaptan a diferentes necesidades (mientras que en Apple siguen a ultranza la filosofía de "one size fits alls").

Para lograr esto, Microsoft ha establecido reglas cuidadosas respecto al hardware requerido por Windows Phone, y ha fijado normas para que las interfaces de las aplicaciones sean coherentes entre sí y con los dispositivos. Junto a eso, los dispositivos con Windows Phone también disfrutan de un mayor nivel de optimización del software con respecto al hardware, lo cual permite que a iguales especificaciones, un teléfono Windows sea más rápido y fluido (algo que se nota sobre todo en la gama baja y media).

Al usar aplicaciones Android virtualizadas todo eso se pierde. Estamos hablando de aplicaciones que ni siquiera tendrán en cuenta los botones físicos de los equipos con Windows Phone, sus resoluciones de pantalla estándar, o que exista algún grado de consistencia con la interfaz y el modo de uso del resto del sistema operativo. Aplicaciones que no se integrarán en absoluto con otras funciones del sistema (como Cortana, o el Hub de contactos de Windows Phone 8.1, entre otros) y que probablemente ni siquiera aprovecharán live tiles dinámicas, la más escencial de las características diferenciadoras de Windows Phone. No parecen ser aplicaciones cuyo uso vayamos a disfrutar mucho.

blackberry-android.jpg

Además, los casos de la Amazon App Store y de la BlackBerry Playbook nos muestran que intentar cerrar una brecha de disponibilidad de aplicaciones echando mano a las aplicaciones de Android está lejos de ser una apuesta segura. En el caso de Amazon, las aplicaciones requieren de ciertos ajustes mínimos para estar en la App Store de la empresa, lo que lleva a que la cantidad de apps disponibles para dispositivos Amazon siga siendo mucho menor que la que hay en Google Play (y por si fuera poco, las aplicaciones que hay se actualizan con mucha menor frecuencia).

En el caso del BlackBerry PlayBook, RIM logró implementar exitosamente algo parecido a lo que querría hacer Microsoft ahora: que fuera posible instalar y ejecutar aplicaciones Android en su tablet sin mayores trámites, aparte de presionar un botón de "Instalar". ¿Convenció eso a los usuarios de comprar el tablet de RIM? No. Y en parte creo que es debido a que si alguien busca usar aplicaciones de Android, irá por un tablet que corra Android de verdad.

Para competir con eso, una compañía debe ofrecer un producto diferenciado, que posea características únicas, mientras intenta cerrar la brecha de aplicaciones cautivando el interés de los desarrolladores. Eso es lo que está haciendo (correctamente) Windows Phone hasta ahora, con algunos altos y bajos, pero con una tendencia de largo plazo que claramente apunta al alza, en especial en cuanto a cantidad y calidad de aplicaciones... lo cual nos lleva al siguiente punto.

Una mala señal a los desarrolladores

Alguien podría argumentar que a nadie le hace daño que exista la posibilidad de correr aplicaciones de otro sistema operativo mediante una máquina virtual. Si tal posibilidad no nos interesa, simplemente no la utilizamos y nos quedamos igual, ¿no? Pues no es tan así. La medida generaría un enorme daño al ecosistema de Microsoft debido a que defrauda las expectativas de los desarrolladores que actualmente trabajan con Windows Phone.

Microsoft debe buscar que invertir en Windows Phone pague más que invertir en otras plataformas

Microsoft estaría aumentando el mercado potencial de todos los desarrolladores de Android, haciendo que incluso aquellos que no han invertido ni un solo minuto de su tiempo en Windows Phone puedan competir y quitarle mercado e ingresos a aquellos que han estado en la plataforma desde el principio. Eso claramente pone incentivos para crear más aplicaciones para Android que para Windows Phone, o dedicarles mayor esfuerzo y actualizarlas con mayor frecuencia. Recordemos que la cantidad de aplicaciones no es la única métrica que importa, ya que hay casos de aplicaciones, como Instagram, que están en Windows Phone, pero que cuentan con menos funciones debido a que sus desarrolladores les dedican menos esfuerzo que a sus equivalentes para iOS o Android.

Es eso lo que hay que combatir. ¿Cómo? Buscando que pague el invertir en Windows Phone, y en lo posible que pague más que invertir en otras plataformas. Y aumentar el mercado potencial de las aplicaciones de Android hace exactamente lo contrario.

Aplicaciones Android

De hecho, si es que en Microsoft tienen ganas de probar estrategias locas, existen más razones para intentar justamente lo contrario: implementar un sistema para que las aplicaciones de Windows Phone puedan correr en Android. Así, cada vez que un desarrollador crea una aplicación para Windows Phone, esta podría ser instalada también en los cientos de millones de dispositivos que funcionan con el SO de Google, pero serían siempre los usuarios de Microsoft los que obtendrían la mejor experiencia.

También podría tener sentido implementar algo así, pero que funcionara solo en la gama Nokia X, lo cual encajaría con la estrategia de "Caballo de Troya": que los usuarios compren los Nokia X buscando algo con Android, pero que se terminen acostumbrando tanto a la interfaz y servicios propios de Windows Phone que al tener que comprar un nuevo terminal vayan por un Lumia.

Hay otras cosas que urge mejorar en Windows Phone, ¿porqué perder tiempo en esto?

La última razón de porqué Microsoft no debería dedicarse a lograr que las aplicaciones Android corran en Windows Phone es porque los recursos de tiempo y desarrollo al interior de la empresa son limitados, y por ende avanzar en una dirección implica dejar de hacer otra cosa. Personalmente me parece mucho mejor que las horas-hombre de los ingenieros de Microsoft vayan a proyectos como lograr una mayor integración entre Windows y Windows Phone (muy en línea con lo que ha presentado Apple en OS X Yosemite y iOS 8) u otras mejoras que ustedes mismos han sugerido en Xataka Windows.

windows-everywhere-ad-ls-2.jpg

En resumen, al apostar por esta estrategia los de Redmond terminan degradando (de múltiples formas) la experiencia de usuario de una plataforma que les ha costado tanto esfuerzo levantar, todo en pos de objetivos cortoplacistas de ventas. Ponen incentivos a los desarrolladores para que dediquen más tiempo y recursos a Android que a Windows, y por si fuera poco, pierden tiempo que podría invertir en crear otras mejoras que los usuarios sí valorarían.

Es una movida que defrauda las expectativas de casi todos los actores que sí han apostado y creído en este sistema operativo. Un disparo en el pie en toda regla, por lo que personalmente cruzo los dedos para que los rumores sobre esto sean sólo eso, rumores.

Créditos de imagen | TCAWirless

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos