Compartir
Publicidad

Windows 10 utilizará menos espacio tanto en PCs como móviles, Microsoft nos cuenta cómo lo ha logrado

Windows 10 utilizará menos espacio tanto en PCs como móviles, Microsoft nos cuenta cómo lo ha logrado
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los problemas que históricamente ha enfrentado Windows a la hora de competir en segmentos como los tablets o laptops baratos es que requiere de más espacio en disco que otras alternativas provenientes del mundo móvil, como iOS o Android. Esto conlleva que al comparar un tablet con Windows 8.1 versus uno con Android/iOS, ambos con mismo almacenamiento interno, el equipo con Windows termine ofreciendo menos espacio disponible debido a los mayores requerimientos de sistema.

Con Windows 10, Microsoft está intentando cambiar esto, logrando que el sistema operativo utilice mucho menos espacio. Para ello, se están utilizando 2 técnicas. Primero, una mejor tecnología de compresión gracias a la cual el espacio utilizado por la mayor parte de los componentes del sistema se reduce significativamente. Y segundo, innovaciones en los sistemas de recuperación que permiten prescindir de una imagen de recuperación en el disco duro.

Windows10 Space Savings

En el gráfico de arriba vemos un ejemplo de cuánto espacio es capaz de ahorrar Windows 10 en el caso de un equipo con 32 GB de almacenamiento, y sistema operativo de 64-bits.

Windows 10 para móviles también usará este nuevo sistema de compresión, por lo que probablemente requerirá de menos espacio que Windows Phone 8.1

Siendo específicos, se liberan 2,6 GB gracias a los nuevos algoritmos de compresión, y 4 GB gracias a poder prescindir de la imagen de recuperación. Lo mejor de todo es que los teléfonos con Windows 10 también se beneficiarán del nuevo sistema de compresión, es decir, Windows 10 para móviles probablemente requerirá de menos espacio que Windows Phone 8.1.

Un sistema de recuperación que nos evita reinstalar actualizaciones

Windows Update

Todo aquel que haya reinstalado Windows en un PC sabe que uno de los mayores problemas que eso conlleva no es tanto la reinstalación del sistema en sí, sino que el tedio de pasar horas reinstalado todas las actualizaciones de Windows Update que se han publicado desde el lanzamiento del sistema operativo hasta hoy.

Por ello, es de agradecer que el nuevo sistema de recuperación de Windows 10, junto con ahorrarnos espacio, nos evitará el tener que volver a instalar actualizaciones luego de hacer una restauración de sistema. Esto se debe a que Windows utilizará los mismos archivos de sistema provenientes de la instalación principal para ejecutar la restauración. Si estos archivos han sido modificados mediante una actualización, lo que se restaurará serán los archivos actualizados.

Aun así, seguiremos teniendo la opción de crear un disco externo de recuperación (por ejemplo, en una unidad USB), para así contar con una opción en caso de que los archivos de sistema sufran de daños graves y sea imposible realizar una restauración desde ahí.

Compresión inteligente para no perjudicar el rendimiento del sistema

Ssd Hard Drive 16gb

Un problema que puede generarse al comprimir los archivos de sistema es que se reduzca el rendimiento de Windows debido, entre otras razones, a la necesidad de ejecutar algoritmos de descompresión.

Microsoft ha tomado esto en cuenta, y por ello, hará que Windows 10 evalúe si cada dispositivo cumple con los requisitos suficientes (en cuanto a memoria RAM y CPU) para admitir la compresión de archivos de sistema sin que el rendimiento o la velocidad de respuesta se vean visiblemente perjudicados. Esta evaluación se realizará al momento de actualizar a Windows 10, o de instalar el sistema por primera vez.

Microsoft nos revela además que desde Windows 8.1 ya utilizaban un algoritmo de compresión similar (denominado WIMBOOT), pero que la diferencia es que hasta entonces se requería de un proceso de instalación especial por parte de los fabricantes para lograr la reducción en el espacio utilizado. Esta instalación especial finalmente se utilizó solo en un puñado de dispositivos. Con Windows 10, el algoritmo de compresión se ejecutará automáticamente en todos los dispositivos que no sufran problemas de rendimiento debido a él.

Un Windows para la era de los PCs pequeños y livianos

Hp Stream 7

No hay duda de que el objetivo que esta persiguiendo Microsoft con estos cambios es muy deseable. Al lograr que Windows utilice menos espacio, este se vuelve más competitivo en dispositivos livianos y/o baratos, en los cuales, debido al poco almacenamiento que incluyen de fábrica, cada GB que se pueda devolver al usuario es extremadamente valioso para garantizar una buena experiencia.

Solo queda desear que se cumplan también las promesas de Microsoft en cuanto a que la compresión de archivos no afecte el rendimiento, ya que sería una pena que, junto con ahorrarnos un par de GB, nos viéramos obligados a soportar tiempos de respuesta más largos debido a este cambio.

Más información | Blogging Windows

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio