Publicidad

Microsoft recapacita y lanzará un parche para corregir en fallo en Windows 7 que elimina el fondo de pantalla

Microsoft recapacita y lanzará un parche para corregir en fallo en Windows 7 que elimina el fondo de pantalla
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos días vimos como aparecía un fallo en Windows 7, un bug que provocaba en los equipos de algunos usuarios que el fondo de pantalla pasase a tener un color negro en su totalidad en un problema que se volvía a generar aunque se apagara o reiniciara el equipo. Un error que no tendría una mayor importancia de no ser porque Windows 7 había visto finalizar su soporte hace unos días.

El final del soporte quiere decir que la empresa desarrolladora, en este caso Microsoft, no está obligada a lanzar nuevas actualizaciones o parches, incluso de seguridad, ante posibles fallos que puedan aparecer. Pero dado lo excepcional del caso, el poco tiempo que ha pasado desde el final del soporte y ante las quejas de los usuarios, en Microsoft han decidido lanzar de forma excepcional un parche para solucionar este bug.

 Una solución para todos

Windows 7

El problema se daba tras instalar la actualización con el parche KB4534310. Desde ese momento, el fondo de pantalla que tienen los afectados en el PC, pasa a sustituirse con una pantalla en color negro. De hecho, algunos usuarios han vuelto a configurar su fondo de pantalla habitual y afirman que el error se repite al volver al iniciar el PC o reiniciarlo.

En un principio Microsoft avisó que sólo aquellos usuarios con la licencia ESU (Actualización de Seguridad Extendida) tendrían acceso a una actualización para subsanar el error. Una decisión que ha provocado las quejas de los afectados, muchos de los cuales no cuentan con una licencia extendida de pago, y que puede haber motivado el que Microsoft lance una actualización para todos.

Microsoft lo explica en la página de soporte. El parche que corrige el error que provoca la aparición del fondo de pantalla en negro llegará por medio de una actualización gratuita que llegará el próximo mes para todos los usuarios de Windows 7. Y esta sí que debe ser, al menos en teoría, la última actualización.

El problema, y aquí tienen razón los afectados, no proviene de una amenaza externa o del simple paso del tiempo, sino que se debe a un fallo provocado (otro más) por una actualización de Microsoft, por lo que es lógico que la empresa corra con la solución del problema pese a que esté fuera de cobertura.

Fuente | Microsoft

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios