Compartir
Publicidad
Windows 8.1 con Bing: lo que Windows RT tenía que haber sido
Windows

Windows 8.1 con Bing: lo que Windows RT tenía que haber sido

Publicidad
Publicidad

Hace dos años, Windows RT salía a la luz. Era la versión "reducida" de Windows 8, orientada a tabletas ARM. Ya desde un primer momento no tenía buena pinta, y a estas alturas no se puede calificar más que de fracaso: ni fabricantes ni Microsoft le han hecho caso desde el lanzamiento inicial.

La cuestión es, ¿por qué se lanzó en un primer momento Windows RT?

amazontablets.png

Miremos un momento las tablets más vendidas en, por ejemplo, Amazon España. No es especialmente riguroso, pero vemos que lo más vendido son tablets por debajo de los 250 euros. Obviamente, no será una sorpresa para nadie: a todos nos gusta el buen hardware, todos querríamos tener una Surface Pro 3 con su i7 y todo el almacenamiento que nos puedan dar, pero cuando toca abrir la cartera nos contenemos bastante más y nos conformamos con productos más baratos.

Windows RT era la respuesta de Microsoft para que se pudiesen crear productos baratos.

Microsoft tampoco era ajeno a eso. De nada le servía ofrecer Windows 8 preparado para tablets si luego los fabricantes, entre precios de licencia y procesadores, no podían sacar productos baratos que copasen el mercado por debajo. La solución: ofrecer un Windows que abriese la puerta a productos de bajo coste. Y salió Windows RT, una versión llevada a procesadores ARM y con ciertas limitaciones.

Realmente, como producto, RT parecía algo improvisado. La nomenclatura era confusa, (sin mirar: ¿cuál es la diferencia entre Windows RT y WinRT?) y nunca lograron explicar bien las ventajas del sistema. Y, sobre todo, el mismo enfoque del sistema era raro: exactamente igual que Windows 8 pero sin poder ejecutar aplicaciones de escritorio, aunque el escritorio este ahí.

En ese sentido, Microsoft fue muy, muy optimista. Sobreestimó la aceptación que tendría Modern UI, y pensó que los usuarios aceptarían algo que se llama Windows pero que no ejecuta las aplicaciones de Windows (salvo Office). Imagino que eso es lo que les llevó a la conclusión de que Windows RT era una buena idea y que tendría éxito.

Windows 8.1 con Bing: mismo problema, mejor solución

650_1000_windowsbing.png

El único problema que solucionaba Windows RT era el del precio. Muchas veces hemos comentado que también importaba la autonomía, y aunque es cierto que los ARM se podían exprimir más en este aspecto, tampoco era la razón principal para lanzar RT. Al fin y al cabo, ya vimos que los tablets con Intel Atom podían ofrecer una autonomía más que aceptable (por ejemplo, en el Acer Iconia W3), y las cosas van a mejorar mucho más con los nuevos Bay Trail.

Por otra parte, la batería tampoco es un factor tan importante como el precio para los usuarios - el ejemplo de esto lo tenemos en los teléfonos Android baratos que se siguen vendiendo, a pesar de que muchos son más una pesadilla de bolsillo que un móvil.

toshibaencore_04.jpg
Ya en IFA 2013 veíamos que la tendencia era usar Windows 8.1 para todo.

Al final, Microsoft ha reaccionado con Windows 8.1 con Bing. Reducen ingresos de licencias (la edición es gratuita para los fabricantes), pero a cambio le da más relevancia a Bing y a otros servicios, como Office o Skype, que pueden ir incluidos. Y, por supuesto, resuelve bastante el problema del coste: sólo hay que ver los productos que se han presentado en la IFA 2014. ¿Por qué no se hizo así desde un principio? ¿Por qué sacar Windows RT?

La respuesta está en la estrategia de la división Windows de Sinofsky. Visto con perspectiva, parece un poco absurdo pensar que podrían convencer a los millones de usuarios de Windows, no precisamente considerados early adopters, de que había que dar el salto a un cambio tan "radical" como se consideraba a la pantalla Modern UI y la desaparición del menú Inicio.

Y de la misma forma que no supieron prever ese rechazo, tampoco pensaron que ese Windows RT que estaban presentando al mundo tendría problemas. Windows 8.1 con Bing no apareció antes porque directamente no pensaron que fuese necesario. Todos sabemos cuáles fueron las consecuencias de ese idealismo.

¿Qué va a pasar con RT?

surface2_xw_24-1.jpg

El destino de RT es la asimilación. Como producto en sí, está muerto.

Se comenta que Microsoft estaba tratando de recuperar Windows RT, que en un futuro habrá un único Windows... Da igual: el destino de RT es la asimilación. Dudo mucho que volvamos a ver una forma de Windows con la misma idea de RT.

Sí que veremos el propósito de llevar ideas del escritorio al mundo de los móviles grandes: multitarea, soporte de más dispositivos a través de USB o Bluetooth... Si finalmente Microsoft lleva a cabo su visión de "One Windows", un único sistema que se adapte a todos los dispostivos, lo que veremos serán los vestigios de RT enriqueciendo la experiencia de un móvil, no limitando la de un tablet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos