Compartir
Publicidad

Steve Ballmer envía su última carta a los accionistas de Microsoft

Steve Ballmer envía su última carta a los accionistas de Microsoft
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un año, por estas mismas fechas, Steve Ballmer enviaba la carta a los accionistas de Microsoft en los que revisaba la estrategia de la compañía. Sólo faltaban unos días para el lanzamiento de Windows 8 y Surface, y Ballmer acabó de cambiarlo todo. De ser una empresa de software pasaban a ser una empresa de dispositivos y servicios.

Durante este año hemos oído mucho esas tres palabras, palabras que Ballmer ha repetido siempre que ha tenido ocasión, como si fuese un mantra. Y lo cierto es que no sólo las hemos oído: también las hemos visto. Xbox One, la reorganización estructural, la compra de Nokia, las nuevas Surface... Cada uno de los pasos importantes que ha dado Microsoft durante este año ha estado enfocado a integrar todo el ecosistema, a dar la mejor experiencia de usuario en cualquier formato. Steve Ballmer sigue insistiendo en esta aproximación en la carta de este año, y esta vez desvela algo más de su estrategia. El foco principal de Microsoft serán las actividades que más valoran los usuarios, tanto individuales como empresas. ¿Donde encaja cada uno de los productos aquí?

Los servicios atraerán usuarios, los dispositivos y la división de empresas traerán el dinero.

La idea es que los servicios para los usuarios sean los que marquen la diferencia. Ballmer cita a Bing y Skype como las rampas que llevarán a los usuarios al ecosistema Microsoft tanto de consumidor como de empresa. Estos servicios no serán los pilares en cuanto a beneficios (sólo menciona "algunas ganancias con suscripciones y anuncios"): serán los dispositivos y los servicios de empresa los que den potencia económica, los motores de todo el ecosistema.

Ingresos Microsoft

Lo hemos dicho muchas veces: Microsoft está muchísimo mejor posicionada de lo que parece para afrontar el futuro, y la clave está en los servicios a empresas. Muchas veces los ignoramos porque no tienen glamour - ¿cuántos de vosotros os emocionásteis con los últimos cambios de Microsoft Dynamics? - pero en realidad son un flujo de dinero continuo y muy estable para los de Redmond que les da un gran colchón. ¿Qué otra empresa puede hacer lo que le dé la gana en consumo y mantener el 77% de sus ingresos (lo que suman Servidores + Empresas)?

Microsoft tiene margen, mucho margen para arriesgarse y cambiar totalmente su estrategia. Sólo falta, por supuesto, acertar y conseguir que ese ecosistema Microsoft sea más fuerte que el de Apple o el de Google. En diversidad gana de sobra a ambos: sólo falta fuerza y conseguir esa relevancia que necesita en el mundo de los consumidores.

En esta última carta es donde yo veo más claros los motivos de Ballmer para renunciar a su puesto de CEO. Él ha dicho hacia dónde tiene que ir la empresa y ha preparado el camino para lograr el cambio. Ahora sólo falta precisamente eso: el cambio, los nuevos productos que lleven a Microsoft a la cabeza del mundo tecnólogico. Y para eso necesitan a una mente nueva que arriesgue más y tenga libertad para pensar y ejecutar una estrategia a largo plazo.

Vía | Microsoft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio