Publicidad

¿A dónde van las aplicaciones de Windows 8? Sobre el estado de la Windows Store y su futuro

¿A dónde van las aplicaciones de Windows 8? Sobre el estado de la Windows Store y su futuro
24 comentarios

Publicidad

Publicidad

Con Windows 8 Microsoft introdujo una tienda de aplicaciones para su sistema operativo de escritorio. El movimiento parecía lógico, acompañando al nuevo entorno Modern UI que traía consigo el sistema. Denominada Windows Store, la tienda estaba destinada a convertirse en la principal vía para que los usuarios instalasen aplicaciones en sus equipos. Pero las cosas no parecen haber sido así.

Aunque ya han pasado casi dos años desde su llegada oficial, la Windows Store nunca ha logrado ganarse el puesto para el que fue concebida. El arreón inicial no ha tenido continunidad y hoy en día todavía adolece de grandes ausencias y aplicaciones de calidad como mínimo dudosa. Microsoft parece ahora centrada en otra estrategia para Windows 9 y la tienda tendrá que ser repensada en consecuencia. Hagamos lo propio, revisando el estado de la Windows Store y su posible futuro.

El estado de la Windows Store

Microsoft lleva tiempo sin proporcionar cifras oficiales sobre la cantidad de aplicaciones que tiene la Windows Store, pero es posible conocer su número por otros métodos. El principal es el que proporciona la web de MetroStore Scanner, que escanea periódicamente la tienda y mantiene un listado con todas las aplicaciones disponibles. Según dicha web, a día 22 de septiembre de 2014, el total de aplicaciones en la Windows Store es de 171.877.

apps-windows-store.jpg

El número puede parecer grande, pero palidece frente a otras tiendas de aplicaciones, como la propia Windows Phone Store u otras tiendas para móviles. El problema además es que, desde que se superasen las 150 mil aplicaciones en marzo, su número apenas ha aumentado en 20 mil, con lo que, en los últimos seis meses, la tienda ha reducido su ritmo de crecimiento.

Ahora mismo la Windows Store recibe menos de 120 aplicaciones nuevas cada día, llevando a un cierto estancamiento. Aunque el número sigue aumentando lo hace a un ritmo cada vez más lento, y lo que es más grave, con cada vez menos novedades reseñables. La propia Microsoft hace tiempo que no realiza grandes anuncios sobre la llegada de nuevas aplicaciones.

Y es que lejos de la cantidad, el mayor problema de la Windows Store parece residir en la calidad de sus aplicaciones. A la escasa lista de novedades de renombre se le une una superpoblación de aplicaciones de calidad más que dudosa que no ayudan a la imagen general de la tienda. La situación ha sido reconocida por la propia Microsoft, eliminando el mes pasado más de 1.500 consideradas falsas o que inducían confusión, pero sigue siendo grave.

windows-store-top-apps.jpg

Si uno comprueba la lista de aplicaciones mejor valoradas el panorama no es muy halagüeño. Pocas de las primeras aplicaciones merecen ser tenidas en cuenta por su calidad u originalidad. Algunas de ellas, de hecho, no son más que simples agregadores de noticias o vídeos. Y cuando hablamos de nombres conocidos muchas ofrecen versiones que no están a la altura de otras plataformas.

En la actualidad es difícil negar que la Windows Store tiene un problema tanto de cantidad como de calidad. La tienda en sí ha pasado por varios rediseños y muestra mejor aspecto que nunca, pero el contenido que esconde no está a la altura de lo que se debe esperar de una tienda de aplicaciones. Lo bueno es que las cosas podrían empezar a cambiar.

Esperando el impulso de las aplicaciones universales

Parte de la ralentización en el crecimiento de la Windows Store se da a partir de la última Build celebrada a principios de abril en San Francisco. Por aquel entonces, en la conferencia inaugural del evento, Microsoft anunció la unificación de aplicaciones de las tiendas de Windows y Windows Phone. El objetivo era, por un lado, proporcionar a los desarrolladores herramientas para crear aplicaciones en los dos sistemas con un mismo código, y, por otro, permitir a los usuarios acceder a todas ellas cualquiera que fuese el dispositivo utilizado.

windows-store-apps-universales.jpg

De dicha unificación aún cabe esperar muchos resultados. La misma es un paso fundamental para facilitar la vida a los desarrolladores y, como consecuencia, poblar la Windows Store de aplicaciones directamente llegadas de Windows Phone. Sus correspondientes versiones para pantallas más grandes deberían impulsar el número y calidad de aquellas disponibles en la tienda de Windows, pero el efecto es todavía tímido y puede que necesitemos más tiempo para comprender su significado.

No solo eso. Puede que Microsoft deba ir más allá y unificar definitivamente las dos tiendas. Algo que quizás trate de hacer más pronto que tarde. La tendencia a abandonar la diferenciación entre la marca Windows y la marca Windows Phone apunta a un futuro en el que los de Redmond se decidan a hablar de un solo entorno. Sería entonces cuando tengamos al fin esas aplicaciones realmente universales. Esas que podamos abrir tanto en nuestro smartphone como en nuestro ordenador a pantalla completa, o incluso como una ventana más del escritorio.

El regreso de las aplicaciones al escritorio

Una de las novedades que incluirá consigo la próxima versión de Windows es la posibilidad de ejecutar las apliaciones Modern UI en el escritorio. Eso significa que el usuario ya no tendrá que sufrir el cambio de entorno que tanto afectaba a la experiencia en Windows 8. En la próxima versión de Windows cualquier aplicación de la Windows Store podrá abrirse como una ventana más del sistema. Y ese cambio no puede ser menospreciado.

windows-store-escritorio-1.jpg

Hablando en plata, la separación de entornos ha sido una losa demasiado pesada para Windows 8. La pantalla de inicio no ha logrado convencer a buena parte de los usuarios de ordenadores de escritorio, que han terminado por hacerla desaparecer de sus pantallas a la mínima oportunidad que se les ha dado. Y con ella la Windows Store y sus aplicaciones. Pero Microsoft ha estado atenta y, ante el renovado protagonismo del escritorio, la tienda podría tener una segunda oportunidad.

La posibilidad de ocultar la pantalla de inicio y volver al escritorio se ha llevado por delante la visibilidad de la Windows Store y sus aplicaciones.

Aplicaciones universales y ejecución directa sobre el escritorio son los dos cambios que podrían determinar el futuro de la Windows Store. Pero no nos engañemos, la tienda necesita algo más. Si Microsoft quiere dar importancia real en Windows a su tienda de aplicaciones necesita empezar de nuevo. Necesita proporcionar incentivos a los desarrolladores para que piensen en ella y necesita ofrecer al usuario algo más que un simple repositorio de aplicaciones Modern UI.

Los programas de siempre como salvación

Ya hemos señalado como la combinación con la tienda de Windows Phone y la ejecución de aplicaciones Modern UI en el escritorio son puntos a tener en cuenta, pero probablemente no solucionarán el problema principal de la tienda: la falta de aplicaciones de calidad. Después de todo, ambas son aplicaciones desarrolladas con el control táctil y pantallas más pequeñas en mente y podrían no funcionar bien controladas con el ratón y en pantallas más grandes.

Donde la Windows Store podría encontrar salvación es en las aplicaciones tradicionales de escritorio. Ahora mismo cualquier desarrollador puede intentar publicar su programa de escritorio en la Windows Store, pero este aparecerá simplemente listado con un enlace a su página web. Nada de descarga e instalación directamente desde la tienda.

windows-store-apps-escritorio.jpg

Con la vuelta al escritorio eso tiene que cambiar. Si las aplicaciones de la tienda son también ejecutables como los programas tradicionales de escritorio ya no tiene sentido mantener a estos últimos fuera de la Windows Store. Ha llegado la hora de proporcionarle al usuario una forma cómoda y rápida de instalar software en Windows. Una forma alejada del habitual método de descarga e instalación a base de pulsar "siguiente" por su propia cuenta y riesgo.

La oportunidad está en manos de Microsoft. Probablemente Windows sea el sistema operativo con más software disponible, pero los de Redmond no han sabido reflejar eso en la Windows Store. Con Windows 9 tendrá una nueva oportunidad para cambiar las sensaciones que transmite su tienda de aplicaciones, y puede que lo que necesite sea más simple de lo que creen.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir